CÓMO DEJAR TU POTABILIZADORA DE BARCO PREPARADA PARA LA SIGUIENTE TEMPORADA: EL “INVERNAJE” (de la palabra inglesa “winterizing”).

CÓMO DEJAR TU POTABILIZADORA DE BARCO PREPARADA PARA LA SIGUIENTE TEMPORADA: EL “INVERNAJE” (de la palabra inglesa “winterizing”).

Si la embarcación está parada se recomienda que se realice un enjuague de agua dulce de la potabilizadora al menos cada semana. Para periodos prolongados es necesario hacer el “invernaje” y utilizar un conservante de membrana (SC-1) para tener preparado el sistema para la siguiente temporada. De esta forma prevenimos el crecimiento de microbiología marina y protegemos las membranas a largo plazo. El sistema se mantendrá a punto alrededor de 6 meses para climas templados y de 4 meses en los trópicos; pasado este tiempo deberá enjuagarse y repetirse el proceso de conservación si la potabilizadora va a continuar parada. Para preservar y también proteger contra la congelación en climas invernales es necesario utilizar anticongelante basado en una solución de propilenglicol.

Si al final no hemos hecho un correcto “invernaje” y las membranas están sucias y queremos intentar recuperarlas podemos utilizar otros productos para limpiar el sistema. Primero se utilizará un ácido limpiador (MCC-2, elimina depósitos de incrustaciones minerales) y después un limpiador alcalino (MCC-1, elimina la materia biológica y la suciedad de la superficie de las membranas). No obstante, conviene recordar que la limpieza química NO suele ser efectiva si se ha reducido la producción por debajo del 80% de la condición original.

El procedimiento básico para todos los tratamientos de conservación y de limpieza es el mismo: la solución química se hace circular a través del sistema durante 20 minutos y luego se enjuaga. Es importante siempre seguir las instrucciones del fabricante y no superar las dosis recomendadas.

Más información sobre los productos químicos a utilizar en:

https://tienda.dessal.es/13-quimicos