OSMOSIS INVERSA

¿Qué es la ósmosis inversa?

La ósmosis inversa es la tecnología que se utiliza para purificar el agua en unos sistemas que se conocen como potabilizadoras, desalinizadoras, desaladoras o plantas de ósmosis. Este proceso se realiza mediante una membrana semipermeable y es fundamental en la producción de agua potable, desalinización y tratamiento de aguas residuales. A continuación, se detallan los aspectos técnicos y el funcionamiento de la ósmosis inversa.

Fundamentos de la ósmosis inversa

Principio de ósmosis: es un proceso natural mediante el cual el agua se desplaza de una solución de menor concentración de solutos a una de mayor concentración a través de una membrana semipermeable para así equilibrar las concentraciones de solutos a ambos lados de la membrana.

Ósmosis inversa: al aplicar alta presión a una solución concentrada de sales fuerzas el paso del agua a través de la membrana semipermeable en dirección opuesta a la ósmosis natural. El resultado es agua dulce en un lado de la membrana y agua con una elevada concentración de sales en el otro.

Componentes necesarios en una potabilizadora

  • Pretratamiento mediante filtros: el agua se somete a un pretratamiento antes de llegar a la membrana para eliminar partículas más grandes y el cloro. La presencia de cloro dañaría las membranas.
  • Membrana semipermeable: es imprescindible para permitir el paso del agua pero retiene las sustancias disueltas como sales, bacterias y otras partículas. Las membranas de ósmosis inversa tienen poros extremadamente pequeños, en el rango de los 0.0001 micrones.
  • Bomba de alta presión: es el corazón del sistema para superar la presión osmótica natural y forzar el agua a través de la membrana.

Aplicaciones

  • Desalinización: la ósmosis inversa es esencial para transformar el agua salada en agua potable, especialmente para embarcaciones o en regiones costeras con escasez de agua dulce.
  • Purificación de agua: se utiliza ampliamente en la producción de agua embotellada y en sistemas de purificación domésticos.
  • Tratamiento de aguas residuales: ayuda en el proceso de purificación del agua residual industrial para su reutilización.

Ventajas de las desalinizadoras

  • Alta eficiencia: Elimina hasta el 99% de los contaminantes, incluyendo sales, microorganismos y otras partículas. Incluso elimina los virus que, como suelen tener tamaños que van desde 0.02 micrones (20 nanómetros) hasta 0.4 micrones (400 nanómetros), son significativamente más grandes que los poros de la membrana y no pueden pasar a través de ella.
  • Versatilidad: las potabilizadoras sirven para diferentes fuentes de agua como el agua de mar, de ríos o de pozos.
  • Bajo mantenimiento: los sistemas actuales requieren de un mantenimiento mínimo y tienen una larga vida útil.

 

Regresar al blog