ALERTA POR EL PLÁSTICO INGERIDO

ALERTA POR EL PLÁSTICO INGERIDO

Según recientes investigaciones canadienses las personas ingerimos entre 74.000 y 121.000 micropartículas de plástico al año. Las micropartículas se encuentran incluso en el polvo ambiental de nuestras casas, proveniente del desgaste de fibras textiles sintéticas (sofás, camisetas…). Un problema medioambiental que veíamos lejano y ajeno forma parte ya de nuestro organismo.

Si sólo bebemos agua de botellas de plástico añadimos a nuestra ingesta hasta 90.000 micropartículas de plástico más. Beber agua del grifo previamente tratada por un sistema doméstico de ósmosis inversa es más sano, ecológico e incluso más económico a medio y largo plazo.

REDUCIR EL PLÁSTICO EN NUESTRA VIDA ESTÁ A NUESTRO ALCANCE: CON PEQUEÑOS CAMBIOS GANAMOS TODOS.